4 pensamientos en “2018. Urte Berri Zoriontsua – Feliz Año Nuevo

  1. Baltasar

    La carta al Olentzero.
    Los asuntos enumerados que No se han logrado y que tampoco están en la perspectiva proxima son causa de la, despreocupacion olvido y casi falta de respeto hacia los ciudadanos de Aiete por las instituciones Municipales con el Alcalde en primer lugar y los Concejales de Urbanismo y Mantenimiento Urbano y esto tiene que ser conocido de nuevo por los frustrados contribuyentes de Aiete que si rerspondemos tal cual exigencias civiles y administrativas, y sobre lo politico algo debieramos decirles en el momento oportuno mas , si no se demuestra una responsable rectificacion sobre los aspectos de mayor calado( ambulatorio,bidegorri,y varios sobre mantenimiento urbano)-
    La Asociacion Vecinal Lantxabe ha mostrado ante todos los ciudadanos y reclamando al Ayuntamiento la sensibilidad y el gran e interes en la solucion particular de esas deficiencias citadas.
    Resaltar la amplia y variada actividad cultural y festiva desarrollada por la Asociacion Vecinal en este año, sin necesidad de realizar un detallado repaso de la misma por que están a la vista y en el recuerdo de todos.Agradecer a la vecindad la colaboracion y asistencia

    Responder
  2. Juan

    Totalmente de acuerdo con el escrito de Baltasar, en el 2019 llegan nuevas elecciones, y estos que ganaron las anteriores, posiblemente por que los votantes creyeron las promesas de todo lo que harian en Aiete, deberian recoger lo que estan sembrando en esta legislatura.

    Responder
  3. Paco Gonzalez

    La cena de Navidad que se sirvió a los policías y guardias civiles alojados en los barcos Rhapsody y Azurra en Barcelona, sigue creando polémica. El Confidencialdescubría ayer que las fotos del menú subidas a Twitter y Facebook por los policías afectados, en realidad estaban recortadas y ocultaban algunas de las viandas servidas. En las imágenes de la protesta, recogidas también por el SUP y la UFP, se veían fundamentalmente “cuatro croquetas, espaguetis con un mejillón y un pescado rebozado”. Sin embargo, ayer se comprobó que en la foto había también langostinos, cerveza y embutidos, platos que habían sido convenientemente recortados de la foto. Asimismo se publicó la carta del menú, en la que aparecen hojaldres mixtos napolitanos y galets con sopa de pollo. Los sindicatos policiales han intentado explicar el recorte de las fotos, asegurando que esos platos extras fueron adquiridos por algunos de los agentes “que salieron de los barcos y los compraron de su propio bolsillo”. Lo que exige una auténtico acto de fe. Pero no ha quedado ahí la polémica de menú policial de Navidad. Una trabajadora de un hospital catalán (@SLawsons) de guardia durante la Nochebuena ha expresado su enfado en Twitter con las protestas policiales. “Igual se piensan que yo la Nochebuena comí langosta y percebes en el hospital. Pero, ¿qué mierda se cree esa gente?”. La reacción de la tuitera ha tenido más de 5.000 retuits, 10.000 me gustay una gran cantidad de respuestas, algunas de ellas recogidas a continuación. “Madre mía, comenta @infogon. Mi nochebuena fue de leche con xocolate disoluble barato y unos macarrones con verduras. El problema fue darles comida a los policías. Que se hubieran cocinado lo suyo como hago yo”. Otro tuitero, @yolalmi 1964, decía: “Hay que darles caviar y jabugo. Unas copillas y de juerga. Hay gente que esta mañana buscaba en los contenedores. Pero eso no sale en TV”. Los comentarios confirmaban que en España hay muchas personas que están solas y pasan hambre.

    Responder
  4. Jasone

    Algunos ejemplos de las tradiciones que aún hoy siguen vivas en distintos países del mundo. En Italia, por ejemplo, la cena incluye un plato de lentejas, símbolo de un año con buena salud económica. En Alemania funden un objeto de plomo sobre una cuchara y, en función de la forma que adopte, interpretan cómo será el nuevo año. En Filipinas se rodean de elementos circulares, que para ellos representan riqueza. Y en Japón, después de cenar comida rápida en un Kentucky Fried Chicken, tocan no doce, sino 108 campanadas. En Rusia el Abuelo de Hielo reparte regalos y caramelos entre los niños. En Dinamarca rompen frente a sus casas la vajilla vieja que han acumulado durante el año. Y en Escocia prenden fuego a un barril y lo hacen rodar por las calles envuelto en llamas.

    Responder

Deja un comentario