Los dibujos del horror de Mauthausen

Manuel Alfonso Ortells, el español que sobrevivió al horror del campo de concentración nazi Mauthausen gracias a sus obras, falleció el pasado 14 de noviembre en Talence, Francia. Sus cenizas fueron esparcidas en Arcachon, cerca de Burdeos, donde solía ir a pescar.
Sus trazos fueron un resquicio de vida en medio del horror, en ellos plasmó la barbarie que vivió en este campo de la muerte durante casi cinco años. Las ansias de libertad lo acompañaron hasta el último momento. “Era anticonvención, antiobligación. Todo lo que era tradición, religión, no era para él. Era un espíritu libre, eso es seguro”, recuerda Marie Thérèse Alfonso, la mayor de sus cinco hijos.
El Pajarito ha muerto pero no sus dibujos.

Solidaridad
Alfonso Ortells llegó con 22 años a Mauthausen junto a centenares de republicanos españoles después de que Franco pactara con Hitler que todos los españoles fueran sacados de los campos para prisioneros y fueran enviados a este campo de concentración. Años antes, al estallar la Guerra Civil en 1936, abandonó su localidad natal, Hospitalet de Llobregat, y se alistó voluntariamente en la Columna Durruti, en la que alcanzó el grado de teniente. ‘Solidaridad’ es uno de sus dibujos más conocidos, en él refleja la ayuda de un deportado a otro, sin fuerzas para sostenerse en pie.

Cargando a los muertos
Uno de los episodios más atroces que presenció y plasmó en uno de sus dibujos fue el de unos judíos holandeses subiendo 186 escalones y alzando una camilla con sus compañeros muertos.
*****************************************************************************************************************************************************************************
El jueves 14 de diciembre, a las 19:00, tertulia literaria sobre ‘Si esto es un hombre de Primo Levi’. El libro es el primero de la trilogía dedicada por el autor a los campos de exterminio nazis.
Manuel Alfonso Ortells nos dejó sus trágicos dibujos del campo de concentración nazi de Mauthausen; Primo Levi un libro necesario y conmovedor de un hombre que vivió el horror en Auschwitz y quiso contarlo para dejar memoria.
Honor a Manuel y a Primo.

Deja un comentario