La inclusión del Bosque de Miramón como atractivo turístico sostenible

Medioambiental. Paisajístico. Saludable.

¿Por qué no?

El turismo sostenible está comprometido con el medio ambiente y la cultura autóctona, intentando producir el menor impacto posible sobre ellos

Es una forma de viajar basada en el respeto hacia las personas y lugares que se visitan mediante un acercamiento más profundo a la realidad del país y un intercambio intercultural y medioambiental positivo.

Además, desde un punto de vista económico, el medio ambiente se ha convertido en un recurso de enorme importancia a la hora de atraer el turismo. Es uno de los factores más valorados por los visitantes. La rentabilidad para los políticos a corto o la creación de riqueza no serán inmediatas, pero se trata de la única opción viable de cara al futuro

El renovado interés por la naturaleza, en toda Europa, es cada vez mayor. El interés de los turistas por la flora y la fauna también y puede ayudar a conservar la biodiversidad. En el Bosque de Miramón no existen problemas sobre los niveles de protección , ni que por parte de los visitantes se puedan producir impactos negativos

No se pueden construir infraestructuras turísticas o de comunicaciones en su entorno. La moderada presencia humana no provoca estrés medioambiental, ni cambios en el comportamiento de los animales. Ni existe riesgo a la introducción de especies extrañas por parte de los turistas -más bien el peligro está en los nativos-. No puede haber caza, ni pesca furtivas. Ni abandono de basuras y desperdicios (en todo caso el riesgo corre a cuenta del vandalismo propio). Ni pueden pasar coches. Ni atropello de animales o personas.

Se dice que el Bosque de Miramón está lejos, que los turistas vienen a la Concha -el marco incomparable- y los pintxos…

Pues bien, la ciudad necesita mirar al futuro y este se llama turismo sostenible

1 comentario en “La inclusión del Bosque de Miramón como atractivo turístico sostenible

Responder a Martin Cancelar respuesta