Un txotx de celebración del Bosque

Finalizadas las obras de rehabilitación del Bosque de Miramón, el caserío Katxola prepara el txotx, para celebrar el estreno de las nuevas instalaciones.

Ahora el caserío asume una nueva tarea: ser el centro de intepretación del Bosque: enseñar el Bosque en visitas guiadas y defenderlo; potenciar el uso saludable de sus caminos, senderos, errekas, estanques y de su original naturaleza, y darlo a conocer en la ciudad.

La inauguración y txoxt egizale, le corresponde a Enrique Ramos, concejal delegado de urbanismo.

Antes de entrar al caserío, se dará un paseo al aire libre por el anfiteatro, el frontón, el estanque, hasta una de las entradas principales al Bosque que está encima del teatro-anfiteatro de Miramón. Allí -como en las otras cuatro entradas- se ha colocado un «hito-tótem» confeccionado a base de troncos de falsas acacias de entre 8 y 10 metros de altura (recicladas tras su eliminación en el bosque), coronadas con un círculo de acero corten con una muesca, imitando la tapa de una kupela, símbolo gráfico de identificación del Bosque de Miramón Basoa.

Cada «hito-tótem» de las cuatro entradas principales ofrece una particularidad, al de Katxola, como se puede ver en al foto, se le añaden las kupelas, unas grandes botellas de sidra y el panel de mesa con la presentacion del caserío. Una verdadera obra de arte, en un espacio frontón/teatro-anfiteatro que, en si mismo, ya es una obra monumental.

Este «hito-tótem» demuestra el talento, la disposición, la destreza, la experiencia, la maestría y el oficio del grupo encargado de la obra del Bosque

Estas señales identitarias del Bosque, adaptadas al medio, están en las cuatro entradas principales, muy visibles, para advertir y orientar de la presencia cercana del Bosque. Entradas por Katxola-anfiteatro -en la foto-, por Mikeletegi, por Errotatxo y por Illunbe. Esta entrada conecta con la nueva pasarela de acero galvanizado, de 60 metros, un primor arquitectónico, fusionado al espacio, una obra airosa, que acumula belleza, técnica y ciencia y que sirve para unir el bosque con el barrio donostiarra de Amara, a través de un camino de 685 metros.

De esta manera los objetivos de Lantxabe plasmados en el proyecto de Lur Paisajistak, dirigido por Iñigo Segurola, desarrollado por Obegisa, la empresa constructora, y apoyado por la delegación de urbanismo, ha conseguido los objetivos propuestos: dar visibilidad al Bosque, facilitar su accesibilidad, dotarle de caminos que facilitan el paseo y renovar el medio natural (flora y fauna).

El sábado por la tarde, con la celebración del Txotx, se habrá logrado la fusión de la cultura material y la la celebración de la naturaleza urbana

Esa tarde, la sidra que saldrá por el txiri o espita de la kupela, es el resultado de la fermentación de la manzana prensada el pasado mes de octubre.

El proyecto de renovación del Bosque, incluye la plantación de 251 manzanos, en los alrededores del caserío. En el futuro su fruto serán los que proporcionen la fruta para hacer sidra en el caserío.

La fiesta del Txotx y de Inauguración del Bosque incluye una invitación, trikitixak y otros eventos que con la ocasión se organizan en el caserío.

2 comentarios en “Un txotx de celebración del Bosque

  1. Veroto

    Me encanta esta actividad. He recibido por mail la invitación. Lo que no me queda claro es si sólo puedo ir yo o podemos ir en famiia. un saludo!

    Responder

Responder a Veroto Cancelar respuesta