La dicha de oír cantar en el Jardín de Canciones (Letonia)

El Parque de las canciones populares está formado por la Colina Dainu y el Jardín de Canciones, con 26 esculturas de piedra del artista Indulis Ranka, distribuidas en una amplio jardín con robles y otras especies, un robledal forma un círculo para los abrazos. Presenta una historia acerca de la sabiduría del pueblo letón y sobre las canciones populares y su recopilador Krišjānis Barons, quien pasó en Turaida su último verano en el año 1922.

La Colina Dainu fue inaugurada en el año 1985, al cumplirse 150 años del nacimiento de Krišjānis Barons.

En el Jardin de Canciones, delante de una de las esculturas de piedra, Linda, ante las insistintes peticiones de los viajeros, cantó unas estrofas en letón. Una maravilla que se puede escuchar en un breve video de 39 seg

La gente de Lantxabe visitó el Parque Nacional de Gauja. el pasado 9 de julio, muy de mañana, con un sol acariciador. Entramos por Sigulda, por sus castillos y disfrutaron de unas vistas preciosas del parque nacional.

Lo hicimos de la mano de esta guía letona llamada Linda, con una sólida formación cultural y amante de las tradiciones de su pueblo.

El pueblo estonio es musical por tradición, en esa tradición han influido las celebraciones del Festival de las canciones a través de ciento cincuenta años de existencia. Esa tradición,  que en sus principios tuvo un significado nacionalista, las nuevas generaciones, como vimos en Linda y el resto de las guías, apostando por mantener esta tradición, entienden que el uso de un lenguaje nuevo y actual puede ser la llave para llegar a todos los públicos.

Tanto Linda en Letonia, como Sergio Pedrouso, en el centro cultural de Aiete, explicaron que los años de la década de 1860 marcan el comienzo de la época del Despertar Nacional estonio. La tradición de festivales de canciones empezó con el primer festival organizado en 1869 por Johann Voldemar Jannsen y la sociedad “Vanemuine” en Tartu. Asistieron 51 coros de hombres y orquestas con 845 cantantes y músicos. Ahora en el anfiteatro próximo a la capital de Letonia, Riga, se juntan más de 30.000, como podemos ver en el cartel de información.

FESTIVAL TALLIN

Los guías de Letonia y de Estonia, están orgullosos cuando afirman que su nación consiguió la independencia sin violencia, sin derramar una gota de sangre, y engloban todos los sucesos ocurridos hasta la independencia con el nombre la Revolución Cantada.

La Revolución Cantada es el nombre con el que se refiere a todos los movimientos que tuvieron lugar entre los años 1987 y 1991 y que finalizaron con la recuperación de la independencia de Estonia, Letonia y Lituania. La Revolución Cantada duró cuatro años y en estos años tuvieron lugar varias manifestaciones, protestas, actos de desafío y eventos con el objetivo de cantar las canciones nacionalistas entre los que hay que destacar la espontánea y masiva noche del canto en el Campo de las Canciones.

Esta independencia tiene, sin embargo, un problema grave que han de resolver.

Según los datos recogidos en el World Factbook de la CIA, el 25,6% de los 1.266.375 habitantes de Estonia y el 27,8% de los 2.178.443 habitantes de Letonia son étnicamente rusos, gran parte de los cuales están catalogados como no-ciudadanos, por lo que carecen de derechos básicos como el sufragio en las elecciones generales y el acceso a diversos cargos en la administración

3 pensamientos en “La dicha de oír cantar en el Jardín de Canciones (Letonia)

  1. Lantxabe Autor

    Alex tiene razón. En el texto se menciona Letonia y sin embargo en el título se escribía Estonia. ‘El Jardín de las Canciones’ está en Letonia. Mil gracias por advertir del error.

    Responder

Deja un comentario