Cementos Rezola, foco de contaminación ambiental y odorífera

La Asociación de Vecinos Añorga Txiki y la Asociación de vecinos de Aiete (Lantxabe) mantuvieron un encuentro el pasado miércoles día 3 de agosto.

cementos rezola

El origen de esta cita está a la búsqueda del foco de mal olor en el barrio. Una de las pesquisas nos llevaban a Cementos Rezola. Y no andábamos descaminados. No es el foco principal, que está en la papelera Zikuñaga, pero Cementos Rezola también produce malos olores y, sobre todo, contaminación ambiental, aunque no siempre deje tufarada.

En la reunión nos centramos, sobre todo, en la emisión del contaminante acidificante óxidos de nitrógeno (NOx) de la fábrica Cementos Rezola que causan grandes daños a los ecosistemas naturales sensibles a la acidificación, y que el gobierno vasco, ampliando los límites de emisión, mediante la modificación de la autorización ambiental integral, ha contribuido a agravar. (En concreto se pasa de una emisión exigida de 500 mg por metro cúbico que Rezola no cumplía, a 800 mg por metro cúbico que es la que actualmente expulsa la cementera)

combustin-del-carbn-29-728

Los gases acidificantes se dispersan y pueden permanecer en el aire durante varios días y ser transportados a largas distancias, provocando efectos en zonas muy alejadas de su fuente de emisión.

En relación con la emisión de NOx, cabe decir que las normas de emisión se definen en una serie de directivas de la Unión Europea con implantación progresiva, que son cada vez más restrictivas. Actualmente está en pleno vigor la Euro VI. Pero la normativa, la citada autorización ambiental integral, está en manos del gobierno vasco que, por lo visto, puede cambiar a su antojo.

El caso de las instalaciones de fabricación de cemento, como Rezola

El objetivo principal de estas instalaciones es la producción de clinker y cemento, siendo el primero necesario para obtener el segundo.

En las operaciones para obtener estos productos son consumidas como materias primas: caliza, margas, arcilla, arena, mineral de hierro, cenizas, yeso, escoria de alto horno, etc.

Las principales emisiones de la producción de cemento proceden de los hornos. Estas derivan de las reacciones físico-químicas en el proceso entre las materias primas y la quema de combustibles. Las emisiones son principalmente óxidos tóxicos de nitrógeno (NOx) y óxidos de azufre (SO2)

Pero además en Cementos Rezola han implantado sistemas de coincineración de residuos (como por ejemplo neumáticos o harinas cárnicas), lo que, dicen, mejora la eficiencia térmica de la instalación, pero sentimos que produce los malos olores denunciados.

El Ministerio de Medio Ambiente y la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (OFICEMEN) firmaron el 11 de noviembre de 2004 un “Acuerdo Voluntario para la Prevención y Control de la Contaminación de la Industria Española del Cemento” con el objetivo de prevenir, reducir y controlar la contaminación proveniente de las fábricas de cemento

En dicho acuerdo se recogen los valores límites establecidos para partículas, NOx y SO2, con un cuadro específico para valores límite de emisión de NOx para instalaciones de cemento, recogida en la autorización ambiental integral y que Cementos Rezola no cumple.

La Asociación de Vecinos, recuerda que en su barrio de Añorga Txiki, vienen soportando desde hace años las consecuencias nefastas de la polvareda generada por Cementos Rezola.

La propia Viceconsejería de Ordenación del Territorio reconoce que el actual emplazamiento de las instalaciones de Cementos Rezola de Añorga «es incompatible con el entorno urbano circundante». Las personas que pueden verse afectadas por la contaminación en su actividad industrial están en Zubieta-Añorga-Errotaburu-Oriamendi, más de diez mil personas en un entorno cercano.

paseo

Cuando nos referimos a la contaminación del aire estamos hablando, sobre todo, de salud; también de la salud de los cerca de 200 alumnos de entre 0 y 12 años de la Ikastola Amassorrain ubicada en primera linea de influencia.

Estamos hablando también del suelo, de los árboles, de la vegetación, del medio. En épocas de poca lluvia, como sucede actualmente, el tono blanquecino del barrio delata la cementera.

Y cuando se aplican los nuevos valores límites a emisiones de no hace tanto tiempo, se constata que Cementos Rezola incumple la normativa, que Cementos Rezola contamina mucho más de lo permitido, en las emisiones de partículas, dioxinas, etc. y sobre todo en las más peligrosas de NOx. Solución, el gobierno vasco cambia la normativa para permitir que la fábrica pueda entrar en ella.

Además, como decimos, Cementos Rezola lleva unos cuantos años quemando residuos diversos, iniciando así una actividad peligrosa desde consideraciones de salud y medioambientales

A los vecinos de Añorga les ha sorprendido la facilidad que ha tenido Cementos Rezola para ir introduciendo la coincineración de residuos, sin impedimentos ni exigencias reseñables desde los organismos oficiales competentes.

Y ahora, como se dice más arriba, el cambio de la autorización ambiental integral

7 pensamientos en “Cementos Rezola, foco de contaminación ambiental y odorífera

  1. Idoia

    Soy vecina de añorga txiki, llevamos siete años viviendo y el ruido de cementos rezola es insoportable sobre todo a las noches y encima las alarmas sin contar con la contaminacion

    Responder
  2. lucas mondra

    Un escándalo
    Este país es más civilizado que PPlandia pero el dominio de clase es idéntico, por eso se ponen de acuerdo en lo fundamental, porque son unos mandados de las empresas como esta de Rezola

    Responder
  3. Idoia

    Soy vecina de añorga txiki desde hace ocho años y es un barrio muy tranquilo pero el ruido de cementos rezola es insorpotable de dia y de noche, cuesta mucho dormir mas las alarmas y la contaminacion. No se como puede permitirse una fabrica de cementos al lado de tantos vecinos y de una ikastola.

    Responder
  4. lantxabe

    Idoia sabe que desde Lantxabe tiene todo nuestro apoyo. Y desde la asociación de vecinos de Añorga Txiki también.
    Hace dos años tuvimos un encuentro de ambas asociaciones, en el Topaleku de Aiete, en la sede de Lantxabe y allí pusimos negro sobre blanco toda la porquería que está detrás de la cementera y de las instituciones, que permiten la contaminación.
    Y manifestamos nuestra onda preocupación porque ‘cuando nos referimos a la contaminación del aire estamos hablando, sobre todo, de salud; también de la salud de los cerca de 200 alumnos de entre 0 y 12 años de la Ikastola Amassorrain ubicada en primera linea de influencia’.
    Estamos hablando también del suelo, de los árboles, de la vegetación, del medio. En épocas de poca lluvia, el tono blanquecino del barrio delata la cementera.
    Y cuando se aplican los nuevos valores límites a emisiones se constató que Cementos Rezola incumple la normativa, que Cementos Rezola contamina mucho más de lo permitido, en las emisiones de partículas, dioxinas, etc. y sobre todo en las más peligrosas de NOx.
    Que ocurrió: lo que dice la nota conjunta de ambas entidades: el gobierno vasco cambió la normativa para permitir que la fábrica pueda entrar en ella. Y a eso se le llama prevaricación.
    Además Cementos Rezola lleva años quemando residuos diversos, iniciando así una actividad peligrosa desde consideraciones de salud y medioambientales
    Nos toman por el ‘pito de un sereno’ a los vecinos de Añorga Txiki, y a los de Aiete. Como suele decir Juan en esta misma página quizás deberemos pensar más a la hora de depositar el voto.
    En el entretanto quizás debería promoverse un encuentro entre ambas asociaciones vecinales para ver cómo seguir nuestra queja pública

    Responder

Deja un comentario