Las tablas son para el otoño

playaEsta mañana la playa de La Zurriola estaba bella y encantadora como ninguna, tenía una gracia y atractivo especiales, estaba hecha un primor (guapa, preciosa, bonita como nunca)

Este arenal es un referente del surf. Hoy había aficionadas y aficionados jóvenes, de todas las edades, haciendo surf, divirtiéndose en su orilla y probando las olas.

No se sentían de ningún reclamo turístico, ni relacionados con el mundo del surf como negocio que capitaliza 14 millones de euros. Habían ido en busca de las mejores olas pero no llevados por las guías turísticas

SURF

Nadie les molesta, nadie les estorba su felicidad, el ambiente de bonhomía.

Es posible que estos mismos jóvenes, por los luminosos atardeceres que la naturaleza nos esté regalando, vayan esta tarde a la zona de Sagües, al final de la playa, en un gran ambiente para terminar la jornada de surf con algunas cervezas y el mítico Campero, y comérselo en el muro, con las mejores vistas y compañías de la playa.

Pero el verano es otra cosa.

En el verano las tablas deben retirarse y dejar a la gentes disfrutar de la playa, especialmente los días de mucho sol y los fines de semana.

La playa no puede ser un negocio privado, por muchos miles de millones de euros que les reporte.

Siempre nos dicen los mucho que ganan las escuelas de surf y en las tiendas de tablas, pero no los impuestos que pagan.

Las bicicletas son para el verano es una historia de Fernán-Gómez contada desde el prisma de los vencidos, con respeto y atendiendo más al drama humano de la guerra en la gran ciudad que a las digresiones políticas.

Los vencidos, la gente humilde, merece respeto y atención de las autoridades, eso también es consustancial a la democracia

1 comentario en “Las tablas son para el otoño

  1. Eva Sanchez

    Las autoridades donostiarras, suelen vivir en el limbo, parecen desconocer que la arena de la playa es para el verano de las familias de Donosti y su comarca, especialmente para aquellas familias que no tiene yate, ni amigos que tienen yate, ni pretendientes a ser amigos que piden favores a cambio de un paseo en yate..

    Responder

Deja un comentario