Amador para esta época de aturdimiento

guerraLo que puedes leer, cliqueando en la dirección de más abajo, es el texto que envié hace poco a una revista francesa que, tras los asesinatos de Charlie Hebdo, me pidió un artículo sobre lo ocurrido en España justo después del atentado del 11-M de 2004. Sin tiempo ni condiciones para escribir algo nuevo, el texto simplemente retomaba y remezclaba algunas notas y observaciones ya escritas y publicadas (pero no traducidas) sobre lo que pasó aquellos días trágicos y a la vez extraordinarios. Releyendo el texto ahora, tras el atentado de París, me ha parecido que podía tener sentido republicarlo también aquí: sobre todo como un recordatorio de que el tipo de respuesta social y colectiva -la respuesta de todos y de cada uno- a los hechos (incluso los más graves) puede tener la potencia de determinar su sentido, sus afectos y sus consecuencias.

http://www.eldiario.es/interferencias/enemigo-guerra-convirtio_6_454314595.html

3 comentarios en “Amador para esta época de aturdimiento

  1. En recuerdo a Iñigo Muguruza

    Recuerdo – infinitas discusiones y tomas de partido sobre La Polla y Kortatu/Negu Gorriak si la polla mola más tiene más humor y son anti-autoritarios anti-estado y anti-militaristas no por otra autoridad otro estado y otro ejército ya pero qué me dices de mierda de ciudad o don vito y la revuelta en el frenopático anda que no te ríes y musicalmente no hablemos y además también la polla ha apoyado a herri batasuna y los únicos auténticos son eskorbuto que son anti-todo de verdad ya pero ahí solo hay nihilismo y autodestrucción… Y Finalmente Escuchar Con Avidez y Todas Las Contradicciones Todo Kortatu y Negu Gorriak Porque Menuda Fuerza Quien Se Los Pierde…
    Recuerdo – concierto de Negu Gorriak en una sala pequeña de Madrid, descarga brutal de energía que acaba con Zu Atrapatu Arte. Salimos todos pasadísimos de vueltas y nos ponemos a cruzar unos coches y unos contenedores en la primera calle que encontramos. Y nos quedamos ahí un rato sin saber qué hacer porque nadie pasa por esa calle a la una de la mañana y ningún vecino ha avisado a la poli como quizá queríamos y al final nos vamos todos a casa pero hemos aliviado un poco al menos aquel
    pedazo de subidón…
    Recuerdo – colaborar con mi colectivo de entonces para que se pudiera hacer un concierto de Negu Gorriak que se amenazaba con prohibir o algo así. Estar horas en la puerta cortando entradas y que se me colaban todos los skinetos con entradas falsas pero ponte tú a decirles algo a esos tipos son skins «de los nuestros» pero tampoco se diferencian tanto de los otros, la verdad. Y observar desde lejos a los Muguruza en acción y sentir mucha distancia con sus consignas, con la manera de estar en el escenario, con esa agitación tan identitaria de los afectos (banderas nacionales por todos sitios) y pensar me he hecho mayor ¿o quizá algo mejor? y yo qué sé…
    Hacer vibrar, dar que pensar, implicarte creativamente en las peleas de tu tiempo, ¿quién da más?
    Agur y gracias Iñigo Muguruza por deseducarnos, reeducarnos y maleducarnos.
    Amador

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.