Los Mann, por Lola Arrieta

LOLAAEn 1925, Thomas Mann (Lübeck 1875- Zurich 1955) era ya un escritor consagrado por obras como Los Buddenbrook (1901), Tonio Kröger (1903), La muerte en Venecia (1912) o La montaña mágica (1924). Tras el enorme esfuerzo y empeño invertidos en la redacción de esta última novela, Thomas Mann, se entregó a un relato breve en intensamente poético, Unordnung und Frühes Leid, (Desorden y dolor precoz), exquisita narración en la que el autor, que recibiría el Premio Nobel de Literatura cuatro años después, es capaz de mostrar, como en un fresco, tanto la difícil situación que vivía Alemania en aquellos aparentemente dorados años veinte, sometida a una inflación galopante; como de abrirnos la puerta de su señorial casa de Munich, para conocer a los que allí residen.

Para entonces habían nacido ya sus seis hijos, Erika (1905), Klaus (1906), Golo (1909), Monika (1910), Elisabeth (1918) y Michael (1919) y algunos de ellos serán convertidos en personajes del relato con diferente tratamiento literario y afectivo. El personaje central, el profesor Abel Cornelius, (claramente un alter ego del propio Thomas Mann), trata con dureza a sus hijos mayores Ingrid (Erika Mann) y sobre todo a Bert (Klaus Mann), mientras que la pequeña Lorchen (Elisabeth Mann) es claramente la favorita del padre desde su nacimiento.

Fácil debió ser para el joven Klaus el verse reflejado en ese Bert, que no sirve para nada…,pues decidió contestar al padre utilizando también las armas de la literatura. Escritor como el progenitor, Klaus había publicado ya en 1925, Antes de la vida y La danza piadosa, así como la obra de teatro Anja y Esther, y en 1926 aparecerá Novela de niños, clara y a la vez sutil réplica a Desorden y dolor precoz. El relato, breve también, es otro retrato de la familia, en el que han variado las piezas y, sobre todo, el punto de vista, que no es ya el de ese padre exigente y juzgador, sino el del joven Heiner (Klaus Mann). Leer ambos relatos nos permite disfrutar de un auténtico juego de contrastes y antagonismos que sumados ponen de manifiesto la complejidad de la realidad y la fuerza de la literatura para acercarse a su representación.

El hermano mayor de Thomas Mann, Heinrich Mann (Lübeck 1871- Santa Monica, California,1950), había escrito en 1905, la que está considerada como su mejor novela, El profesor Unrat, que en 1930 se adaptaría al cine bajo la dirección del vienés Josef von Sternberg, con el título de El ángel Azul. La película, que se rodó en los estudios de la Babelsberg, en Berlín, cuenta con Marlene Dietrich y Emil Jannings, en los papeles protagonistas, y el próximo viernes 8, se proyectará en la Casa de Cultura.

El mayor de los Mann, de quien se ha dicho que tuvo la desgracia de tener un hermano de la talla literaria de Thomas Mann, para valorar su obra en toda su magnitud, fue también un gran escritor. El profesor Unrat está considerada como una de las mejores novelas en lengua alemana del siglo XX y en su producción destaca también El súbdito (1927), auténtico éxito en su momento, así como La juventud y la madurez de Enrique IV (1935), novela histórica que nos adentra con fuerza y rigor en la vida y época de este bearnés, que llegaría a ser el primer borbón en el trono de Francia.

Dentro del Ciclo de Literatura y Cine alemanes que estamos llevando a cabo en la Casa de Cultura de Aiete, este miniciclo dedicado a Los Mann quiere rendir homenaje a esta familia, que sufrió además injusta persecución y doloroso exilio. El documental Los Mann. La novela de un siglo, de Hochmair, Mueller-Stahl y Koch, inédito en nuestra ciudad y cuya primera parte proyectaremos el próximo jueves, es un documento imprescindible para conocer mejor la peripecia vital y social de una de las familias más relevantes, en el ámbito cultural europeo del siglo XX.

1 comentario en “Los Mann, por Lola Arrieta

Deja un comentario