Estas tres farolas de los bellos jardines del palacio de Aiete, cuando entra la noche, permanecen apagadas,

farolas

El gobierno de la participación ciudadana sigue sin escuchar a las mujeres de Aiete. Estas siguen reclamando, con más intensidad desde el 8 de enero, -fecha de la reunión del gobierno y la vecindad- que estas farolas, igual que las otras quince que sí lo hacen, se mantengan encendidas hasta las siete y media, hora del cierre del parque, para que las mujeres puedan atravesar los jardines con más seguridad y, entre otras cosas, asistir a las tertulias de la casa de cultura, que se reúnen hoy y mañana, evitando bordear los inhóspitos muros que rodean el parque.

En aquella reunión, celebrada el pasado 8 de enero, un vecino de la calle Palacio, se quejaba de la falta de contestación a las quejas de la gente.  Las autoridades informaron que el tiempo de gestión de la respuesta es cosa de ellos, recibían un gran número de protestas al mes y al año y era necesario reagruparlas todas

¡¡¡QUE SE ENCIENDAN LAS FAROLAS!!!

Hasta dónde y hasta cuando debe llegar nuestro grito de protesta

1 comentario en “Estas tres farolas de los bellos jardines del palacio de Aiete, cuando entra la noche, permanecen apagadas,

  1. Eva

    La catedrática de economía Sara de la Rica alertó de que se puede estar abriendo otra brecha: la del empleo parcial, que se está convirtiendo en coto de mujeres. Ocupamos 3 de cada 4 empleos de este tipo. 1 de cada 4 vascas empleadas no lo es a tiempo completo.
    Seguro que alguien piensa que son las propias mujeres las que piden esos trabajos. No y No. El 80 por ciento no lo quiere y se ve obligado a aceptar porque no le ofrecen otra cosa. Es una decisión del empresario (o empresaria). El subempleo, lo precario no se ofrece a los hombres, sino a las mujeres
    Se suele decir que con la crisis hemos retrocedido décadas en derechos laborales. Me temo que también lo estemos haciendo en el plano de la igualdad.

    Responder

Responder a Eva Cancelar respuesta