Los alrededores del fútbol

Francisco_de_Goya_y_Lucientes_004FIFA

El Balón de Oro, la Bota de Oro o cualquier otro galardón dorado

Correspondientes galas de entrega retransmitidas en directo

Coches deportivos de alta gama

Ruedas de prensa surrealistas

Las novias de futbolistas

Los carruseles deportivos

Las apuestas, los maletines, los partidos amañados, los descensos de categoría, las remontadas inauditas

Reparto de tiempo en los informativos de televisión.

Los padres abroncando a sus hijos desde la banda en los partidos infantiles

Sentir los colores

Los cánticos ofensivos

La imposición de los horarios futbolísticos por parte de las televisiones

La publicidad que protagonizan los jugadores

Los fraudes a Hacienda en los fichajes, los pagos en dinero negro

Los derechos de imagen

La venta de ceñidas camisetas a aficionados adultos y francamente barrigudos

Las tertulias televisivas de madrugada que cada semana analizan el partido del siglo

Cuando se dice que el fútbol es una excusa como cualquier otra para dar rienda suelta a la barbarie sólo se está contando media verdad. Es una excusa, sí, pero en absoluto como cualquier otra: es la mejor.

Tan falso es decir que la muerte del aficionado gallego no tiene nada que ver con el fútbol, como querer negar que lo sucedido tiene un trasfondo político y social.

5 comentarios en “Los alrededores del fútbol

  1. M. Rota

    Como se sabe, del Frente Atlético, una de sus ramas más violentas, era la conocida como Bastión, hoy extinta, a la que pertenecía Ricardo Guerra, en la cárcel por apuñalar hasta la muerte a Aitor Zabaleta, seguidor de la Real Sociedad, y primera víctima mortal del grupo en 1998. “Aunque entonces se dijeron muchas cosas, nunca se llegó a hacer nada”, aseguran fuentes que conocen el mundo ultra del Calderón. Desde entonces han entonado repetidamente cánticos en contra del fallecido como “¡Zabaleta era de la ETA!” o “¡Vascos hemos venido a acuchillaros, el resultado nos da igual!”.
    Aunque inicialmente la peña Frente Atlético iba a denominarse Brigatta Rossiblanca, Vicente Calderón, presidente del Atlético en su segunda época (1964-1980 y 1982-1987), aconsejó a los precursores que adoptasen un nombre español. La nomenclatura final se decidió apelando a la pertenencia de varios de sus integrantes a la organización falangista Frente de la Juventud, un partido escindido de las juventudes de Fuerza Nueva.
    Para sufragar los gastos del material, Javier Castedo, vicepresidente del club, les entregó 200.000 pesetas. A la primera reunión, que se llevó a cabo en el fondo sur del estadio, acudieron 400 personas, que recibieron las primeras indicaciones de lo que suponía pertenecer al grupo. En aquel encuentro se decidió colocar la bandera que adorna esa zona del Calderón con el lema Frente Atlético, Ultras 1982. Hoy día, esa marca ha multiplicado su valor y cuenta con distintos puntos de venta para financiarse, desde un puesto que se coloca cerca del Fondo Sur los días de partido, hasta una tienda en su página web a través de la cual pueden adquirirse camisetas, sudaderas, bufandas, pegatinas, llaveros y mecheros. Han contado, además, con un garaje dentro del estadio en el que han guardado el material.

    Responder
  2. Maria José

    Marios
    El campo de fútbol de Puio. No hace falta coger ejemplos de fuera. Griterío, broncas de los padres a hijos y, sobre todo, al árbitro. Suciedad. Agresividad con los vecinos de la zona. Coches que lo invaden todo. Autoridades impasibles

    Responder
  3. Rafa Lopez

    Los alrededores de Anoeta, los alrededores de Puio, los alrededores de casi todos ¿o de todos? los campos de fúbol, incluido ese siniestro Calderón que se ha llevado dos vidas, la de Jimmy y la de Aitor Zabaleta.

    Responder
  4. Iñaki

    Después de ríos de tinta y de informativos, incluida la dócil ETB, no queda claro el suceso.No es lo mismo una muerte causada por dos aficiones de vándalos que quedan citados para zurrarse de lo lindo; que una celada asesina, en la que un grupo espera la llegada del otro para cebarse con ellos

    Responder
  5. Ara Breton

    El 9 de diciembre, el próximo martes, se van a cumplir 16 años del asesinato del seguidor de la Real Sociedad, Aitor Zabaleta, por un grupo de radicales del Atlético de Madrid en los alrededores del Vicente Calderon cuando acudía a ver al equipo txuri-urdin en compañía de su novía. Ha pasado mucho tiempo, pero en su familia la herida sigue abierta. Sobre todo porque ven que la muerte de Aitor no ha servido para cambiar ningún tipo de conducta en los clubes con respecto a los grupos ultras de sus aficiones, ni tampoco la actitud de los sectores más radicales de los seguidores. La prueba está en la emboscada que acabó con la muerte de un aficionado del Deportivo de la Coruña este domingo a orillas del Manzanares.
    ¿Cómo recibió la familia la terrible noticia? Esto es lo que dijo Xabier Zabaleta, el hermano de Aitor Zabaleta. «Estaba trabajando, llevaba un fin de semana maravilloso y me enteré tarde, y me enteré justo al terminar el servicio del mediodía, y la verdad es que se me puso un nudo en el estómago y un gran malestar. Luego empecé a mandar mensajes a la familia y en la familia en general había un sentir de rabia y de tristeza por lo que había ocurrido»

    Responder

Responder a Iñaki Cancelar respuesta