Entre hoy y mañana; de Louis-Ferdinand Céline a Stanley Kubrick y el coronel francés Dax (Kirk Douglas)

Hemos visto y veremos en este período trimestral grandes momentos de la gran guerra (aeroplanos, cargas de caballería, trincheras, ametralladoras…) pero probablemente ninguno como el tremendo trávelin de las trincheras de Senderos de gloria (1957), de Stanley Kubrick, el más emblemático y culminante del cine sobre la Gran Guerra, con el coronel francés Dax (Kirk Douglas) avanzando entre sus soldados expectantes preparados para la ofensiva. Esos dos larguísimos minutos, pura historia del cine, insoportables en su tensión, nos arrastran a la esencia de la guerra y la experiencia directa del combate. Dax marcha entre sus hombres por la larga trinchera a la vez resuelto y cariacontecido; los soldados con las bayonetas caladas se apartan esperando sus órdenes. Alrededor caen las bombas, se levantan surtidores de tierra y nubes de humo: se desata un verdadero pandemonio, estrepitosa antesala del infierno. Dax llega hasta un punto en la trinchera, consulta su reloj, saca la pistola, se lleva el silbato a la boca, sube por una escalera de mano, silba —aquí tragamos todos saliva a espuertas— y sale del parapeto: el regimiento va tras él para ser devastado por las ametralladoras y los obuses (y la criminal estulticia de sus generales).

tardi

Continúa en Aiete el ciclo titulado “La Gran Guerra” sobre literatura y cine

Entramos en la novena temporada consecutiva de ensayos dedicados a la novela llevada al cine.

El pasado mes de octubre, de la mano de Lola Arrieta, en las tertulias literarias, con Fernando Mikelajauregi, en las películas, tuvimos en el centro cultural Huguenau o el realismo, de Hermann Broch; y De Mayerling a Sarajevo, de Max Ophüls;

Este jueves estaremos con El Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Céline; Senderos de Gloria de Stanley Kubrick, con Kirk Douglas;

Y el mes que viene, en diciembre, Uno de los nuestros de Willa Cather; y Remordimiento, de Ernst Lubitsch

Se trata de novelas congradas y de grandes films. El conflicto de 1914 ha dado menos películas que la Segunda Guerra Mundial, pero más obras maestras.

A través de las narraciones literarias y de las cintas citadas, tendremos ocasión de examinar en profundidad cuestiones como estas, que todavía hoy, cien años después, siguen siendo necesarias:

El viaje al fin de la noche” ¿es una de las grandes novelas universales? Sin duda. Por su lenguaje, por su estructura, por su técnica narrativa, fue una obra extraordinariamente innovadora, pero se lee también como un libro imprescindible sobre el conflicto, uno de los mayores gritos contra el absurdo de la guerra nunca escritos.

Programa pendiente de Literatura y cine

Noviembre

Jueves 6, 19:00.

Tertulia literaria

Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Céline (1932).

Ferdinand Bardamu, es un tipo cínico y descreído, que va al frente sin ninguna gana de ser un héroe.

La guerra es al final todo lo que no entendemos”, escribió Céline, a propósito del desastre armado.Obra del controvertido escritor francés, muy innovadora en su momento, e imprescindible para el contenido de este ciclo.

Viernes 7, 18:45.

Película seguida de coloquio

Paths of Glory, (Senderos de Gloria), de Stanley Kubrick, (97 minutos), con Kirk Douglas como protagonista.,

Impresionante film antibelicista, dirigido por el maestro Stanley Kubrick, cuya historia se sitúa en la Francia de 1916, durante la Primera Guerra Mundial. Censurada en España durante el franquismo por su contenido antimilitarista, hubo que esperar a 1986 para poder disfrutar de esta obra de arte del cine situada entre las mejores de todos los tiempos.

Diciembre

Jueves 18, 19:00.

Tertulia literaria

Uno de los nuestros, Willa Cather.

Cuando los Estados Unidos anuncian su entrada en la Gran Guerra, Claude se alista huyendo de la insatisfacción que la vida le ofrece en el Medio Oeste americano donde vive y trabaja.

Viernes 19, 18:45.

Película seguida de coloquio

Remordimiento, de Ernst Lubitsch (1932), (77 minutos).

Tras la Primera Gerra Mundial, Paul, un joven francés, vive obsesionado por los recuerdos de la contienda bélica. Ambicioso drama antibélico y única película dramática sonora de Lubitsch.

1 comentario en “Entre hoy y mañana; de Louis-Ferdinand Céline a Stanley Kubrick y el coronel francés Dax (Kirk Douglas)

Deja un comentario