1 comentario en “La clausura de unas preciosas fiestas

  1. Homenaje a los artífices de las fiestas

    Es la comidilla del barrio: Esta voluntariosa muchachada de Lantxabe y compañía; de la nada, del desierto de un barrio pensado para reponer fuerzas para rendir a tope al día siguiente, se ha sacado unas fiestas memorables (de las que quedan en la memoria) y a mi me ha venido este tributo dedicado a ellos, es un poema-ripio, demasiado básico, pero muy a propósito.
    Siempre habrá nieve altanera
    que vista el monte de armiño
    y agua humilde que trabaje
    en la presa del molino.
    Y siempre habrá un sol también
    – un sol verdugo y amigo –
    que trueque en llanto la nieve
    y en nube el agua del río
    Eugenio Taula

    Responder

Deja un comentario