Relato imaginario

«En aquel tiempo, se le llamaba juventud a cualquier cosa, por eso, a pesar de sus 84, volvió a los escenarios para devolver al público al que tanto quería y tanto debía una parte de lo que le había dado.

 Desde su llegada al aeropuerto, avisó que no deseaba recibir un trato especial y pidió que en lugar de Santo Padre bastaba con que le llamaran Santo a secas. Aún en la pista de aterrizaje, agasajó a sus seguidores con una de sus multiplicaciones de panes y peces, que en este caso fueron, de molde y de piscifactoría, respectivamente, en ambos casos pertenecientes a dos conocidas marcas patrocinadoras de la visita.

 Dedicó buena parte de la mañana a reunirse con los teólogos locales, a los que consultó sobre la posibilidad de que, en lugar de ser representante de dios en la tierra, fuera dios su representante en el cielo. Al parecer, tras horas de encendidas discusiones, no llegaron a nada concluyente.

 A mediodía, rechazó la invitación de ir a comer unos huevos estrellados -‘que los carga el diablo’, dijo- y manifestó su intención compartir mesa con los más pobres de espíritu, lo que dio con sus huesos en el banquete de bodas de la duquesa de Alba.

 Allí, procedió a convertir el agua en vino -primero en Marqués de Cáceres, después en Marqués de Riscal, finalmente en Marqués de Sade-. Como no hubo forma de contentar al sumiller, optó finalmente por un cosechero.

 Por la tarde, el acto central de la visita tuvo lugar en el aeródromo de Cuatro Vientos, en donde mostró su satisfacción porque aunque personalmente hubiera preferido ocho vientos o, en su defecto, un buen aire acondicionado, había que dar ejemplo de austeridad en estos tiempos difíciles que, dijo con humor, ‘debemos afrontar como pruebas que nos envía la dirección del programa’.

 Allí ante la multitud congregada, explicó que había preparado la lectura de una Carta a los Corintios, pero que el correo se la devolvía siempre, bien debido a que tenían el buzón petado, bien a que habían cambiado de email.

 El caso es que se limitó a leer un tweet a los corintios (@loscorintios): ‘Odia a los mercaderes, pero ama a los mercados’, un mensaje que fue recibido con fuertes alzas en los principales parqués europeos y, muy especialmente, en el Ibex-35, que superó al cierre la barrera psicológica de los 10.000 puntos.

 Concluido el acto, dedicó un rato a departir distendidamente con las autoridades, a las que en tono de confidencia comentó que de pequeño siempre había querido ser R7, pero que el fichaje de CR7 le había obligado a quedarse con el dorsal XVI.

 Agotado tras una intensa jornada marcada por su apretada agenda, emprendió camino de vuelta, no sin antes resucitar a la Prima de Riesgo, fallecida de víspera en extrañas circunstancias. Por último y antes de embarcar con rumbo a su guarida, anunció a sus fans que el año próximo reeditaría la encíclica ‘Rerum Novarum’ remasterizada y con varios temas inéditos, además de un DVD que recoge íntegramente una de las misas de la gira.

 Horas más tarde, resumió las sensaciones de aquel inolvidable día en un escueto mensaje dirigido a sus seguidores en Facebook: ‘Bienaventurados los indignados porque ellos heredarán la deuda’. Dicho lo cual, apagó el ordenador y se fue al sobre».

1 comentario en “Relato imaginario

  1. El trato de jefe de Estado

    Con trato de jefe de Estado, el gobierno de Rodriguez Zapatero destinará, a una visita privada, la friolera de 25 millones de euros entre seguridad, transporte oficial, alojamiento a su séquito y cubrir la estancia informativamente. Para la ocasión, serán 6.500 policías y guardia civiles y 4.000 policías municipales quienes vigilen al santo padre. Por su parte el servicio de emergencias, en un alarde de cosmopolitismo, tendrá un servicio multilingüe en 80 idiomas. Y el ayuntamiento, en colaboración con el delegado del gobierno en Madrid, cortará calles, impidiendo el tráfico rodado durante cinco días. Entre otras, el Paseo del Prado, una de las arterias más importantes de Madrid. Igualmente, facilitará los terrenos del parque del Retiro para la instalación de 200 confesionarios móviles y 68 stands para vender recuerdos, estampitas, ceniceros, copas, llaveros, etcétera. Pero lo más destacado, por si los madrileños no queremos que con dinero público se financie una visita privada, el obispado de Madrid, Televisión Española y Telemadrid han firmado un acuerdo para garantizar la producción y difusión de todos los actos institucionales y religiosos en riguroso directo. Así, Televisión Española ofrecerá con medios propios y gratuitamente la llegada del papa a Barajas, las audiencias en la nunciatura, la misa en la catedral, la visita al centro de discapacitados de San Juan de Dios, la vigilia y la misa en Cuatro Vientos, esta última emitida en alta definición, además del encuentro con los voluntarios y su despedida en el aeropuerto. Por su parte, Telemadrid se ocupará de la misa de apertura, el recorrido por las calles de la ciudad, el acto de bienvenida del alcalde al ayuntamiento y el encuentro con jóvenes religiosos en El Escorial y el vía crucis en Cibeles-Colon. Además el acuerdo contempla la cesión gratis de la señal institucional a las cadenas privadas. Un verdadero chollo a costa del dinero público.

    Pero la cosa no acaba aquí. Gracias al sentido filantrópico del gobierno central y la comunidad autónoma de Madrid, las instalaciones públicas, institutos y colegios de primaria se cederán sin coste para que los miembros de la secta puedan dormir y rezar a gusto mientras duren las actividades. Asimismo, la Iglesia ha creado una fundación privada ex profeso, de nombre Madrid Vivo, donde se reúne la flor y nata de los empresarios. Su presidente de honor es el cardenal Rouco Varela, protector de pederastas y martillo de homosexuales. Le siguen en el consejo rector Emilio Botín, presidente del Banco Santander; Iñigo Oriol, ex presidente de Iberdrola; Gerardo Diez Ferrán, ex presidente de la patronal, hoy imputado por robo, fraude y malversación de fondos; Francisco González, del BBVA; Isidoro Faine, en representación de La Caixa; César Alierta, de Telefónica; Borja Prado, de Endesa; Baldomero Falcones, de Fomento de Construcciones y Contratas; Juan Abelló, de Sacyr, o Salvador Santos Campano, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid. En esta lista encontramos a los directivos de medios de comunicación Santiago Ybarra; Catalina Luca de Tena; Alfonso Coronel y Julio Ariza. Sorprende que esta fundación, cuyo aporte se tasa en 25 millones de euros, podrá, gracias a otro acuerdo con Hacienda, desgravar hasta 80 por ciento de lo aportado.
    Rotmman

    Responder

Deja un comentario