Centro de inserción social: comentarios y reunión con el alcalde

Parece que no se detendrá la construcción del centro de emergencia social que la Fundación Emaús, con el apoyo económico de la Diputación, construirá en la calle Goiko Galtzara Berri de Munto (Aiete). Las obras han comenzado y los vecinos han recogido firmas en contra al enterarse de que junto a sus viviendas, no es el sitio más adecuado. En el edificio residirán 25 personas en proceso de inserción social y la sede funcionará como centro de día para 40 personas.

El concejal de Urbanismo, Jorge Letamendía, aseguró que un centro similar no ha dado ningún problema en Intxaurrondo, y juzgó inadmisible que los denunciantes pretendan arrogarse algún tipo de estatus diferente al de los residentes en otros barrios.

El alcalde ha convocado una reunión el próximo jueves para explicar las características de este centro

13 comentarios en “Centro de inserción social: comentarios y reunión con el alcalde

    1. Lantxabe Autor

      Se nos ha informado que es una reunión que ha convocado el alcalde a aquellas personas que ha considerado adecuadas para tratar el asunto. El lugar es en el recinto municipal.
      Para tu información, la A VV de AieteLantxabe no ha sido citada.

      Responder
  1. del Diario Vasco

    esta nota viene en el DV de hoy
    Representantes de la Asociación de Vecinos de Munto se reunirán hoy a las 18.30 horas en el Ayuntamiento con el alcalde en torno al centro de emergencia social de Emaús que se ubicará en el barrio. Hasta la fecha, los vecinos han recogido más de 1.400 firmas de apoyo para la reubicación del edificio. En función del resultado de la reunión, los vecinos llevarán a cabo o no una serie de acciones para intentar paralizar la obra.

    Responder
  2. ARANTXA ALDAZ del Diario Vasco

    Sí, pero aquí no

    El rechazo de los vecinos de Aiete a la construcción de un centro social de la Fundación Emaús en su barrio representa un caso de lo que se conoce como efecto NIMBY (Not in my back yard), una frase anglosajona que, traducida al castellano, podría leerse como ‘no en mi patio trasero’. Leo en internet que ya hay quien lo ha rebautizado con las siglas SPAN: ‘Sí, pero aquí no’. Vamos, que todos los vecinos dicen estar a favor del proyecto, siempre y cuando no se lo encuentren a la vuelta de su casa.
    Mucho mejor, por supuesto, si las molestias se mudan a esos otros barrios que no aparecen en la postal ni salen retratados en el álbum de los turistas de verano, esos mismos que tienen cárcel y cuarteles, que han sufrido la cercanía de un vertedero o tendrán que tragar con la incineradora. Claro que, pensarán algunos, todavía sigue habiendo ciudadanos de primera y de segunda. Y para ascender a la división de honor hay que pasar un par de temporadas en el infierno sudando la camiseta.
    Por eso el pataleo (o la patada, según se mire) de los vecinos de Munto sienta tan mal en esa otra ciudad acostumbrada a mirar desde el cristal del autobús la modélica estampa de villas adosadas y coches familiares a lo ‘Wisteria Lane’, el barrio de las mujeres desesperadas de la serie televisiva en el que ninguna mancha empaña el decorado, si bien, detrás de cada fachada se esconden las mismas historias y miserias de cualquier hogar.
    Tan real como la vida misma.

    Responder
  3. Noticias de Gipuzkoa

    Aiete ya suma 1.400 firmas en contra del centro de emaús
    Odón Elorza recibió ayer a representantes del colectivo vecinal de Munto

    Aiete ya cuenta con más de 1.400 firmas en contra del proyecto de construcción de un centro de emergencia social que gestionaría la Fundación Emaús en la zona de Munto. Las obras para levantar este centro en el que vivirán de forma permanente 25 personas en situación crónica de exclusión social, comenzaron el pasado 21 de diciembre, pocos días después de que la junta de gobierno local diese el visto bueno a este proyecto en el que colaboran el Consistorio, que ha cedido el terreno, y la Diputación Foral de Gipuzkoa.

    Nada más aprobarse la construcción de este centro, los vecinos de Munto convocaron una reunión informativa en la hotel Palacio de Aiete y se constituyeron como asociación vecinal. A la cita acudieron unas 180 personas, entre ellas, representantes de las asociaciones de vecinos de Aiete LANTXABE y Bera Bera.

    Ayer se reunieron por primera vez con el alcalde, Odón Elorza, quien trató de explicarles con más detalle el proyecto. El encuentro se prolongó durante casi tres horas. En todo caso, Jorge Letamendía, concejal de Urbanismo, ya había defendido la semana pasada públicamente la instalación de este centro en Aiete y dijo estar «orgulloso» de la «política social de solidaridad» que aplica el Ayuntamiento.

    La vecindad de Munto (Aiete), por su parte, aseguró a través de un comunicado enviado a los medios de comunicación la semana pasada que «no se opone al proyecto ni a la labor social que realiza Emaús», pero matiza que «la parcela asignada no es el mejor escenario para un centro de emergencia social».

    Los vecinos de Munto piden Guardería o Ambulatorio

    «Creemos que ese espacio se podría destinar a otros equipamientos más necesarios y básicos que faltan en el barrio, como una guardería o un ambulatorio», añaden.

    Todos piden información

    Los vecinos también denuncian «la desinformación y poca transparencia por parte del Ayuntamiento, al no consultar e informar al barrio» sobre sus planes «en un tema tan sensible».

    Responder
  4. Ana

    Hay equipamientos que son necesarios en la Sociedad, en general. Y como no se pueden poner en el planeta más cercano, se instalan en los barrios. Y cualquier barrio es bueno para ello. Hay que recordar la cantidad de «problemas» que ha dado al barrio de Ategorrieta_Gros Proyecto Hombre o el Hogar del Transeúnte en San Bartolomé.

    Responder
  5. AINGERU MUNGUIA DIARIO VASCO

    La residencia de Emaús
    La polémica por el centro de atención a personas en riesgo de exclusión social que Emaús construye en Munto (Aiete) ha vivido nuevos capítulos esta semana. En el marco de un chorreo de críticas de insolidaridad que han recibido los vecinos de la zona, se celebró en el Ayuntamiento una reunión para explicarles el proyecto. Las 23 personas que residirán en el edificio tienen entre 45 y 65 años, están estabilizadas, y no causarán ningún problema en el vecindario.
    Los vecinos de Aiete han recibido bien estas palabras y se han dado unos días para «reflexionar», aunque no se fían del todo porque en la memoria del proyecto no aparecen estos términos tan dulces. Sería bueno que acabara la bronca porque en el debate público tienen poco que ganar

    Responder
  6. AINGERU MUNGUIA DIARIO VASCO

    El Ayuntamiento se ha ofrecido, en la reunión mantenida el jueves con vecinos de Munto, a explicar al barrio de Aiete la construcción de una residencia tutelada para personas en riesgo de exclusión social que gestionará la Fundación Emaús.
    El comienzo hace unas semanas de la edificación de este inmueble en la calle Goiko Galtzara Berri provocó la reacción de un grupo de vecinos de Munto que denunció que no se les había consultado ante la ejecución de «un proyecto tan sensible como la creación de un centro de emergencia social», en el que residirían «25 personas en riesgo de exclusión social» y que funcionaría como centro de día para «otras 40 personas más».
    En la reunión participaron cuatro vecinos de Aiete y les atendieron el alcalde, Odón Elorza, el concejal de Urbanismo, Jorge Letamendía, el director de Emaús, Javier Pradini, y una responsable foral de Bienestar Social. Entre las aclaraciones recibidas se les explicó que el edificio sería utilizado como residencia para 23 personas de entre 45 y 65 años que, aunque han estado muy castigadas en el pasado, hoy en día están «estabilizadas» y no provocarán ningún problema. El edificio también se utilizará como centro de día para los mismos residentes y para alguna otra persona de similares características que pudiera aprovechar los talleres del centro. El edificio estará tutelado las 24 horas del día por 18 trabajadores en total que cubrirán las necesidades de los diferentes turnos. Un portavoz de los vecinos de Munto explicó que la reunión fue cordial y que tras la misma se han dado un plazo de unos días para «reflexionar» sobre lo que se les trasladó. Este grupo de vecinos ha reunido «1.500 firmas» contra la construcción de este centro que según sus primeras informaciones iba a estar totalmente «densificado» y era inapropiado para ubicarse en esa zona, con necesidades más perentorias como «un ambulatorio o una guardería». Una próxima asamblea evaluará los datos recibidos en la reunión y los siguientes pasos a dar sobre el asunto.

    Responder
  7. Álex Barbate

    ¿Vecinos de primera?

    Sobre la construcción de un centro de emergencia social en Aiete y la referencia a ciudadanos de primera y segunda, metiendo a los vecinos de este barrio entre los primeros, quería comentar que al margen de que hagan o no ese edificio de Emaus, me gustaría decir que no me siento ciudadano de primera y no porque no viva en una villa adosada -en Aiete hay muchos pisos normales como en cualquier otro barrio-, sino porque no tengo polideportivo municipal, ni casa de cultura, ni ambulatorio, como hay en otros barrios, y para bajar al centro de Donosti mi autobús pasa cada media hora y no cada 10 ó 15 minutos, como tienen otros ciudadanos, no sé si de primera o de segunda…

    Responder
  8. PALOMA

    PALOMA

    Soy vecina de la calle Andoain, barrio de Bera Bera, Donostia. Queremos denunciar públicamente mediante esta carta, nuestra ‘gravísima’ situación particular y mostrar nuestra queja directa a la Diputada de Servicios Sociales Maite Etxaniz. Vivimos en una villa bifamiliar y hace dos años ya que llevamos sufriendo las consecuencias de tener como vecinos directos a un Centro de Acogida de menores conflictivos. Como todo el mundo se puede imaginar las broncas, tensiones y malos ratos los sufrimos continuamente a cualquier hora del día, que intentamos atajar llamando a la policía y dando continuamente toques de atención desesperados. Recientemente hemos tenido una reunión con la directora del centro y otra persona de la Diputación para exponerles nuestro malestar y no obtuvimos ningún resultado, no importándoles nada nuestra perturbada convivencia, ya que estan dispuestos a seguir con esta actividad que cada vez va a peor.

    Responder
  9. JOSE ANTON

    Estoy de acuerdo con la queja de Paloma. No creo que una buena ubicación para alojar chavales conflictivos sea una vivienda de una casa bifamiliar. La decisión de ubicar un servicio de alojamiento para personas conflictivas debería basarse en una solución que tenga la mínima o nula afección sobre el resto de ciudadanos, por las molestias evidentes que se ocasionan. Además no es legal, ya que en la práctica no se garantizan las mínimas conductas de civismo que todo ciudadano tiene derecho a gozar, según ordenanzas municipale

    Responder

Responder a Noticias de Gipuzkoa Cancelar respuesta